EL "DECÁLOGO" DE LA BUENA GESTIÓN PATRIMONIAL

LOS MONUMENTOS HISTÓRICOS DEBEN CUMPLIR UNA FUNCIÓN ÚTIL A LA SOCIEDAD

Más allá de ser testigos del pasado; su reutilización, lejos de representar una ofensa para el monumento, puede resultar indispensable para su conservación.
Por ejemplo: “Frente a diferentes presiones relacionadas con el desarrollo, [...] el patrimonio no puede limitarse a la preservación pasiva del pasado, sino que debe proveer las herramientas para ayudar a delinear el desarrollo”. ICOMOS. 17th General Assembly and Scientific Symposium, “Heritage, Driver of Development”, en: ICOMOS News, Vol. 18, No. 1.

LA PROTECCIÓN LEGAL NO ALCANZA

Antiguamente, la declaratoria de un sitio promovía un interés, luego del cual se generaban recursos para sostenerlo; hoy eso dejó de ser así. Villa Ocampo es un caso elocuente del deterioro al que llegó un conjunto patrimonial valioso y con el mayor nivel de protección legal.

EL PATRIMONIO TAMBIÉN DEBE “GANARSE LA VIDA”

Porque es un recurso no renovable y si permanece estático, en espera de ayudas financieras que los Estados no pueden proveer, su conservación y aún su sobrevivencia estarán en riesgo.

LA PRESERVACIÓN ES CAMBIO CONTROLADO

Proteger no es lo mismo que congelar. La falta de acción, o la acción demasiado conservadora, puede resultar tan dañina como las intervenciones abusivas. Desde hace décadas se considera al patrimonio como algo vivo tanto por su condición material como por su uso; el patrimonio es, por lo tanto, cambiante. Pero los cambios deben ser controlados, desde lo macro hasta lo micro, con una ajustada definición de todas las variables que van desde la tutela institucional, pasando por la definición de los usos, hasta los tratamientos de conservación de las estructuras físicas.

LA FUNCIÓN CONTEMPLATIVA TAMPOCO ALCANZA

La demanda del público cambió, al tiempo que muchos museos o casas de escritor no tienen con qué sustentarse. La actividad tiene dos beneficios: puede generar recursos y puede ayudar a una mejor comprensión del lugar.

ALGUNOS CAMBIOS SERÁN NECESARIOS PARA RETENER EL SIGNIFICADO CULTURAL

El balance entre los significados a retener y las necesidades de renovación, para modernizar las instalaciones y atraer nuevos públicos, implica una negociación.

LA GESTIÓN DEL PATRIMONIO DEBE SER MÁS LOCAL O TERRITORIAL

Es natural que el patrimonio de la inmigración comprometa la participación de las colectividades de los países involucrados, que el destino de la casa de un escritor interese a sus amigos y familiares, o que el patrimonio industrial movilice a antiguos trabajadores de las diferentes industrias.

ES CONVENIENTE SEPARAR LA TUTELA DE UN MONUMENTO DE SU GESTIÓN DIRECTA

El ejercicio de la tutela abarca la legitimación de las distintas miradas y saberes para articular un proyecto coherente. El trabajo consiste más en regular una red que en concentrar el poder.

¿CUAL DEBERÍA SER EL ROL DEL ESTADO?

En lugar de ejercer una suerte de función policial sobre bienes inevitablemente amenazados por presiones financieras —función que pocas veces tiene éxito, como lo demuestra la cantidad de sitios en peligro—, el Estado logrará mejores resultados si actúa como un facilitador de soluciones que permitan que los monumentos se ganen la vida mientras cuidan y difunden sus valores.